Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

El desfonde del gobierno

Por Revista Confrontaciones | 25/05/2022 | Chile

Fuentes: RC

La coyuntura ha estado marcada por el avance del proceso constitucional, el conflicto en el Wallmapu y la gestión de este por el gobierno, generando una serie de realineamientos en la escena política. La publicación del borrador constitucional cierra el debate previo y obliga a las distintas fuerzas políticas a tomar definiciones de cara al plebiscito del próximo 4 de septiembre.

Dicha contienda se dará en el marco de una profunda crisis de dominación, en que las distintas fracciones burguesas no han logrado dar una solución. Todo parece indicar que la crisis continuará más allá del resultado del plebiscito.

Los partidos burgueses se encuentran divididos. Mientras que las fracciones burguesas aglutinadas en torno al PS apuestan por la aprobación de la propuesta constitucional al considerar que no hay mayores riesgos para el capital, apostando por una mayor estabilidad política; otros sectores burgueses nucleados en torno a los partidos de derecha y de la ex-Concertación, apuestan por el rechazo de la propuesta. 

No obstante, ambos sectores coinciden que se requiere reconfigurar el esquema político-institucional de la Transición. La diferencia está en las vías de reforma, ya sea a través de la aprobación de la propuesta constitucional o a través del actual Congreso, la recuperación de la propuesta de Bachelet, la convocatoria a una nueva Convención, entre otras.

Por su parte, la fracciones de las clases medias, que le han dado la conducción política a la protesta social de los últimos años, ha definido el contenido del proceso constitucional, instalándose además al frente del ejecutivo. Estas se preparan para disputar la batalla por el apruebo bajo la consigna de “todos contra la derecha” y agitando las banderas del anti-pinochetismo.

Conflicto en el Wallmapu

Sin embargo, su programa comienza a sufrir un veloz desfonde político producto de su propia inconsistencia. Y es que a pesar de sus discursos demo ciudadanistas y su crítica al orden transicional, una vez instaladas en la función de representantes del Estado burgués, no han más que reproducido las lógicas de la razón de estado que la dominación del capital requiere.

Es así que, a menos de tres meses de haberlo revocado, el gobierno se vio obligado por las circunstancias a decretar nuevamente el Estado de Excepción en las provincias del Bio-bio y Arauco y en la región de la Araucanía, desplegando a las Fuerzas Armadas en la zona para enfrentar la lucha nacional-territorial del pueblo mapuche.

El gobierno continúa minando la base de apoyo que lo eligió, que esperaba un cambio democratizador, tensionando las relaciones internas de su coalición en la medida que se ven desplazadas las posiciones del PC y sectores del FA. Esta decisión radicaliza las reacciones de los sectores autonomistas del pueblo mapuche que, frente a la iniciativa del gobierno han hecho un llamado a organizar la resistencia armada, al mismo tiempo que genera reacciones en la derecha por la ambivalencia y tibieza con que se toma la medida.

Este cuadro puede tener repercusiones sobre otros frentes, como el constitucional, donde el gobierno ya empieza a evaluar un escenario de derrota del “apruebo” en el plebiscito.

Quehacer

Solo una paciente y sistemática política de masas en el seno de la clase trabajadora puede despejar a ojos de esta lo que realmente se juega tras el cambio constitucional. Para ello es necesario deshacerse de las ilusiones ciudadanistas, con toda su florida demagogia, y aclarar qué hay de verdaderamente valioso en el borrador de nueva Constitución para el avance de mejores condiciones de lucha y organización para la clase trabajadora en su conjunto.

Asimismo, se debe dejar en claro que la política democrática socialista frente al conflicto mapuche no es otra que reconocimiento del derecho a la autodeterminación de esta nación, y no el artículo sobre Estado Plurinacional –que solo exacerbará el problema– que quedó consagrado en la propuesta constitucional. La unidad político-territorial del Estado chileno es un axioma insalvable para las clases burguesas, pero no para la clase trabajadora. Solo la clase trabajadora aspira a construir una relación verdaderamente democrática entre el pueblo chileno y el mapuche, que no signifique la opresión de este último.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Rafalé Guadalmedina

Relatos empolvados e infames bocachancladas en el filo entre la gloria y la vergüenza ajena.

Bosque Tagoror 🍀

...hasta la victoria siembren

ReiseRausch

Meine selbstauferlegte TravelChallenge 2019

Agony and Ecstasy.

Desvaríos sobre cosas ramdon.

Cocinaconmiga

Blog sobre cocina y gastronomía

EL ARTCA

Poesía Microrrelatos Arte

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

Poesias y sentimientos

Laura Muñoz Amarillo | Poeta de poesías y sentimientos. Nací en la bella ciudad de Elda, provincia de Alicante en España un 10 de Julio de 1937 y estos son mis escritos desde el corazón.

Sigo aqui

Mi rincon del cuadrilatero

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

Aquiles Torres - Opinión, Política, Lucha de Clases y Tecnología

Recopilación de escritos y colaboraciones, antiguos, nuevos y futuros.

Diário da Inclusão Social

A inclusão como ferramenta de transformação social

Noe Ovando

Sentimientos profundos.

CarHer67

Evoluciones e involuciones ... Ay!🌏🌍🌎!!!

SCRIPTEUM

Blog de escritura

A %d blogueros les gusta esto: